Maradona cae derrotado en la final de la liga de ascenso en México y acaba enfrentándose a la afición con puñetazo incluido