El Manchester City de Pep Guardiola celebra la victoria en el vestuario al ritmo de Noel Gallagher