La peculiar carrera de un coche de policía mientras escolta a la Selección irlandesa de rugby