La llegada de Kepa no cierra la puerta al fichaje de De Gea o Courtois el próximo verano