La loca llegada de Curry a un partido de la NBA disfrazado de Halloween