Lemar llega solo cuatro minutos antes de empezar el entrenamiento un día después de la dolorosa derrota ante la Juve