Ten cuidado si lanzas una sandia...