Los lamentables gritos de un sector del Camp Nou en el Gamper: “¡Neymar muérete!”