De la tensión, a las lágrimas de emoción: Bruno Hortelano hace historia dos años después de su accidente de tráfico