Koundé se impone por alto y adelanta al Sevilla a balón parado (0-1)