El reto de Kipchoge de bajar de dos horas en maratón: todo listo en Viena