Todo el mundo hace un juicio a Sergio Ramos: entrenadores, jugadores y prensa