La imagen que es el reflejo del Barça: cada jugador por su lado en la pausa de hidratación