Los jugadores del Atlético de Madrid quieren ‘arrimar el hombro’ para que el resto de empleados del club puedan cobrar