Cuatro jugadores tienen que abandonar el club blanco antes del 31 de agosto