Los jugadores del Sevilla se lo pasan en grande en su inundado campo de entrenamiento