Los jugadores del Real Madrid sufren con la exigente pretemporada en Los Ángeles