Los jugadores de México dan sus camisetas a policías, bomberos y médicos que trabajaron en el fatídico terremoto