Los jugadores del Feyenoord se juegan lanzar los penaltis a piedra, papel y tijera