Los jugadores del Córdoba celebran el ascenso con sus aficionados