Los jugadores del Barcelona se relajan en la semana del derbi madrileño de Champions