Los jugadores del Barça se fueron del terreno de juego sin felicitar a los futbolistas de Leganés