Un jugador de los Chicago Bulls machaca y se rompe los dientes al caer de cara contra el suelo