El mejor apoyo de Maialen Chourraut: su abuela y su pueblo celebraron así el oro