Los Juegos Olímpicos no peligran: el COI confía en que se dispute la competición deportiva