Un jugador de rugby se presenta en el vestuario visitante tras el partido para pedir perdón por su peligroso placaje

Un jugador de rugby se presenta en el vestuario visitante tras el partido para pedir perdón por su peligroso placaje