La dura preparación en Japón del regatista español Jordi Xammar al más puro estilo Profe Ortega