Joaquín vuelve a hacer de las suyas entre una afición encantada con él