¿Cuál sería el mejor regalo para un bético? ¡Pasar un buen ratito con Joaquín!