La pesadilla de Jesús Calleja en el Dakar: gasolina defectuosa le pone al límite del abandono