La sonrisa de Isco cuando un aficionado en el Camp Nou le pide una foto en el banquillo