Ferrao adelantó al Barcelona con dos goles en apenas un minuto