El informe de la AEPSAD refleja que el médico no autorizó a Sergio Ramos para que se duchase antes del control