El entrenador del Dinamo de Bucarest sufre un infarto en pleno partido de liga