La indignación de los hinchas del Barça tras ver cómo la Policía le requisaba camisetas y pancartas amarillas con consignas políticas