La ovación de la grada de Las Palmas a los aviones que se dirigían a sofocar el incendio