Los seguidores del Feyernoord incendiaron Sevilla lanzando bengalas a la policía