Las imágenes que demuestran que Simeone no puso las dos manos sobre el árbitro y que le pueden costar una sanción