La ilusión del Valladolid en el primer día de Ronaldo como máximo accionista