Iker Casillas sigue los pasos de Buffon y va en camino de cumplir dos décadas bajo palos