El más difícil todavía: ¿Será capaz este 'crack' de meter un mate con los ojos vendados?