Un aficionado de los Panthers paga la derrota de su equipo con la televisión