El gol del Liverpool obró el milagro: un hincha se levantó de su silla de ruedas