Presumen de haber subido al Everest y… ¡les pillan que son fotos trucadas con Photoshop!