Los homenajes a la leyenda de Ángel Nieto: del asfalto de Brno, al cielo de Jerez