El homenaje de por vida de LeBron James a Kobe Bryant: se tatúa una serpiente con el número 24