El homenaje del Staples Center a Kobe Bryant: lágrimas, sus sillas reservadas y la emoción de los jugadores