La historia del espontáneo en el Camp Nou a puerta cerrada: “Tenía permiso del Barça para mostrar la pancarta”