La desesperación de un hincha de River que va a Abu Dabi para el Mundial de Clubes y se entera en pleno vuelo de 18 horas de que su equipo cae en los penaltis