Un aficionado culé pone el himno del Barcelona a la llegada de los jugadores al hotel